Saltar al contenido

Termómetros Infrarrojos Corporal (hasta 45 ˚C)

Un termómetro infrarrojo  para uso corporal posee diversas características que le distinguen de otros tipos de pirómetros, entre ellos el rango de medición que en este caso no supera los 45 ˚C.

El termómetro infrarrojo para temperatura corporal tiene como función primordial el registro de la temperatura de las personas.

Existen diversos tipos de pirómetros infrarrojos que se encargan de tomar la temperatura de los individuos por medio de la medición del calor que emana del cuerpo.

Gracias a esta función los registros de los niveles de temperatura pueden ser tomados a distancia, lo cual acaba con las limitaciones referentes a tener que adoptar una postura específica para la medición.

Este ha sido un tema que constituyó gran dificultad para los padres y profesionales de la salud por mucho tiempo ya que con los antiguos métodos de registro era necesario que los pequeños estuviesen inmóviles durante el proceso.

Las nuevas tecnologías asociadas con la medición y registro de la temperatura permiten que tomar la temperatura resulte práctico y no una lucha.

Además, otro de los beneficios es que sí se siguen las pautas sugeridas de los fabricantes, que no representan mayor problema el resultado es preciso.

Termómetros Infrarrojos Corporal hasta 45 ˚C

Los pasos a seguir al tomar la temperatura corporal por medio de un termómetro digital infrarrojo depende de que el dispositivo sea de oído o de frente.

Un medidor de temperatura sin contacto requiere que los oídos estén sanos y lo menos expuestos a la acumulación de cera a fin de evitar interferencias sobre el resultado.

Para que el pirómetro de frente funcione es necesario quitar el cabello de la cara y que la persona a la que se le va a medir la temperatura haya permanecido por al menos 10 minutos al interior de la edificación.